Combatiendo el frío

Una mañana muy fría decidí visitar mi tienda de lanas favorita en mi pequeño pueblo situado en Renania-Palatinado. Y durante todo el camino me encontré con hielo y nieve en la calle. Llegué tan exhausta por el frío, que compré lo primero que me ofreció mi amiga y dueña de la tienda. Tras el té bien caliente que nos tomamos juntas, puse rumbo a mi casa. Sinceramente, no descubrí ese maravilloso color verde musgo de cada uno de los ovillos, hasta que llegué a mi hogar. No pasó ni un minuto y ya estaba enhebrando las agujas de punto para terminar la bufanda en aquella tarde. A medida que tricotaba, más se hacía notar los matices de la lana: verde musgo, verde mar y verde azulado. ¡Cómo me recordó a mi querido Mediterráneo! Mi hija lo estrenó al día siguiente.

2 comentarios en “Combatiendo el frío”

    1. Hola María Ana, este conjunto lo vendía hace tiempo, pero he puesto la foto como muestra de lo que realizamos y lo que hemos vendido antes de hacer la página web. Lo que tenemos en venta, lo indicamos al final de nuestro comentario con un enlace a Etsy. Esperamos que te sigan gustando nuestras cosas. Mil gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad