Skip to main content

45Primaveras visitó el stand de Índigo Fabrics en H+H Colonia

El 29 de marzo puse rumbo a la Feria Internacional H+H en Colonia. Fueron dos horas de coche desde la ciudad donde vivo actualmente pero valió la pena esperar en los largos atascos que se formaron en Düsseldorf y en Colonia. La feria hizo que resplandeciera, de nuevo, la creatividad de la artesana que llevo dentro. Volví a sentir que, cada material que tocaba mis dedos, se tornaba en un proyecto. Cada ovillo que pasaba por mis manos, me lo imaginaba hecho un vestido o un echarpe o un gorro o una bufanda.

Y cada tela me volvía a trasmitir lo mismo. Durante la visita al stand de Índigo Fabrics se produjo una explosión de sensaciones. Iba curioseando por los largos pasillos y me quedé petrificada delante de una estantería llena de telas de piqué. Levanté la cabeza, leí que la marca era Índigo Fabrics, me fijé en su logotipo y miré hacia dentro del stand entre los huecos de la estantería. Rodeé la estantería y, tras mi primer paso hacia el interior del stand, oí que dos mujeres hablaban entre ellas en español. Solté un HOLA tan rotundo que las dos mujeres me miraron a la vez muy sorprendidas. ¿Sois españolas?, les pregunté. Su afirmación vino acompañada de una sonrisa.

Lo siguiente fue sentarme en una de las sillas y descansar. Llevaba varias horas pateando la feria y mis piernas eran tan pesadas como bloques de mármol. Aquel asiento y aquella compañía me supieron a gloria, me sentía como en mi país, mi tierra. Y mucho más cerca pues me informaron que la empresa se ubica en Onteniente (Valencia), a escasos kilómetros donde nací y donde vive mi madre.

Entré a curiosear en el stand porque me había enamorado del piqué de la exposición y, casi me quedo los tres días de la feria. Aparte del piqué (el nombre de la colección es Baby Boom) me di cuenta que todo el espacio lo habían cubierto de trozos de tela. No dejaba de pensar lo bonitas que podían quedar en un vestido de niña con cuerpo de crochet. Las azules, las rosas, las de dibujos grandes o las pequeñas, las de cuadros de Vichy, las de lino, las de batista… Muchas posibilidades, muchas ideas. Pero me llamó la atención de una colección en concreto: Shibori. Pero, ¿qué significa Shibori? Pues es una antigua técnica de teñido japonesa y significa “teñido con bloqueo”. Consiste en bloquear partes del tejido para que no se tiñan, lo que implica retorcer, doblar o atar y teñir de añil.

Pero cada una de sus telas me inspiraba un proyecto combinado con crochet o con dos agujas. Bolsos, vestidos de niña, vestidos de mujer, pareos para la playa, cubiertas para la cuna. Infinidad de posibilidades y de facilidades se abrían ante mis ojos. El trato personal fue exquisito conmigo y, tan sólo, quiero agradecerles ese divertido y cordial rato que pasé con ellas en el stand de Índigo Fabrics.

www.indigofabrics.net

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
8 − 4 =


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR